Cómo educar en emociones jugando con el Monstruo de Colores

La inteligencia emocional siempre ha sido la gran olvidada del sistema educativo.

A lo largo de esos años en el colegio y el instituto aprendimos muchas cosas, es cierto.

Pero nos faltó un aspecto clave: que nos enseñaran a gestionar nuestras emociones para conocer mejor qué nos ocurre y saber cómo actuar en consecuencia.

Algo esencial, teniendo en cuenta que cada día sentimos decenas de emociones distintas y muchas veces no sabemos qué hacer con ellas, lo que nos lleva a comportarnos de forma errónea.

Dominar la inteligencia emocional es sinónimo de conocer, definir y gestionar nuestras propias emociones, y a la vez entender las emociones de los demás para así empatizar con ellos.

Nos ayuda a tomar mejores decisiones en todos los ámbitos de nuestra vida porque nos conocemos mejor. Y esto es clave en una persona.

También favorece nuestro bienestar psicológico, reduce el estrés y nos permite disfrutar de mejores relaciones con los demás.

Sin duda, todo son beneficios.

Así que, si todo son ventajas para nosotros, ¿por qué no empezar ya a potenciar la inteligencia emocional en nuestros hijos?

En este artículo te contaremos por qué es esencial que eduques a tus pequeños en las emociones y conocerás algunas herramientas para hacerlo de forma sencilla.

¡Empezamos!


Educar la inteligencia emocional de los niños: imprescindible hoy en día

Sin duda, es una lástima tener que esperar a ser mayores para darnos cuenta de que carecemos de inteligencia emocional y empezar a regularnos cuando ya somos adultos.

Los niños también necesitan conocer cómo gestionarse emocionalmente.

Es más: imagina cómo de difícil debe de ser para un niño enfrentarse a según que situaciones sin saber cómo responder a ello.

Solo crea frustración y miedo. No entiende qué está pasando.

Al fin y al cabo, cuando los niños no pueden expresar lo que sienten, “explotan”, y hacen “cosas de niños” como patalear, echarse al suelo, llorar a pleno pulmón…

Por ello, es esencial que les eches una mano para:

• Reconocer sus emociones básicas.

• Saber ponerle nombre a lo que sienten en cada momento.

• Desarrollar su empatía hacia los demás al saber cómo se están sintiendo.

• Mejorar su comunicación porque podrán verbalizar qué les está ocurriendo.

• Y muy importante: controlar su ira o miedo y canalizarlo de una forma más inteligente.

Como ves, educar la inteligencia emocional tiene muchos beneficios para tus hijos.

Y hacerlo es mucho más sencillo de lo que piensas.

Juguetes y juegos para educar en emociones

Lo más probable es que no sepas ni por dónde empezar.

Es normal: como hemos mencionado al principio, a los adultos no nos contaron nada de las emociones en el colegio. E incluso es posible que en la actualidad todavía nos cueste gestionarnos a nosotros mismos

Sin embargo, no todo está perdido.

La clave es enseñar a tus hijos a través de los instrumentos adecuados.

¿Y qué mejor que los juegos para que aprendan y a la vez se diviertan?

No se darán ni cuenta y estarán trabajando para mejorar su conducta.

¿Qué te parece? ¿Quieres descubrir cuáles son esos juguetes que te ayudarán en tu misión?

Te los presentamos a continuación.

El Monstruo de Colores: el cuento de la Inteligencia Emocional para niños

El Monstruo de Colores de Anna Llenas es ese libro que no puede faltar en la mesilla de noche de tu pequeño.

Lo más probable es que te suene (¡se ha hecho tremendamente conocido!), y no es para menos.

A lo largo de su historia, consigue abordar un tema muy complejo como es el de las emociones de una forma supersencilla y que ha entusiasmado a miles de niños.

Por si todavía no lo conoces, en el libro el monstruo está muy confundido.

Le pasa algo, pero no sabe qué es. Tiene un lío inmenso con las emociones.

Su misión es aprender a distinguirlas para así descubrir cómo se siente en realidad.

En el cuento se trabajan las emociones principales como el amor, la alegría, la calma, la tristeza y el miedo.

Y lo mejor es que se identifica cada emoción con un color, por lo que es superfácil para los niños recordarlas.

También cuentan con expresiones faciales derivadas de cada emoción y signos físicos característicos, como por ejemplo los brazos cruzados del monstruo de la rabia.

En definitiva, el Monstruo de Colores ayuda a:

• Darse cuenta de que existen las emociones e identificar cada una.

• Conocer cómo se manifiestan las emociones en una persona.

• Reconocerse a uno mismo cuando siente una de estas emociones.

• Aprender a gestionar las emociones.

• Empatizar con las otras personas al saber qué están sintiendo.

• Figuras Comansi y el Monstruo de Colores: descubre las figuras que educan en emociones.

Como has visto, la historia del Monstruo de Colores es imprescindible para el desarrollo emocional de tus hijos.

Y qué mejor que practicar todo lo aprendido en el libro con sus propios juguetes del Monstruo de Colores.

En Comansi, contamos con la licencia oficial para crear las figuras del Monstruo de Colores originales.

Tus hijos podrán jugar y aprender a la vez con las figuras del monstruo de colores calma, amor, alegría, rabia, tristeza, miedo y confundido. Y también podrán contar con Nuna.

Si no sabes cuál de ellos escoger, te lo ponemos fácil. Hazte con el set colección del Monstruo de Colores y empieza a enseñarle todo sobre las emociones.


Educar en emociones para mejorar la Inteligencia Emocional de los niños

Educar en emociones nunca había sido tan fácil (y tan necesario).

Nuestra sociedad cada vez está dando más importancia a saber gestionarnos emocionalmente, y más en los tiempos en que vivimos.

Los niños muchas veces son los grandes olvidados y debemos, como padres, ayudarles en todo lo que esté en nuestras manos para que crezcan emocionalmente sanos y fuertes.

Esperamos que te haya servido el artículo. Recuerda que en nuestra tienda online encontrarás figuras y juguetes pensados no solo para el ocio, sino también para educar a tus pequeños.

Date una vuelta por ella y descubre todo lo que te tenemos preparado.